Galicia, 5 de abril : "alea iacta est!". Que cada palo aguante su vela...

5 de abril. Elecciones en Galicia. Lo ha decidido Feijóo esta tarde. Aprovecha que en esa fecha habrá también elecciones autonómicas en el País Vasco. Desestabiliza así menos el ya muy desestabilizado panorama político en España. Saca a Galicia del maremagnum que supondría ir a elecciones coincidentes, o casi coincidentes con las catalanas que también se avecinan y... da la opción ya mismo, antes de Semana Santa, en el Domingo de Ramos, para que decidan los ciudadanos :

--¿Quiere usted un Gobierno monocolor, desde la experiencia conocida de lo que ello ha supuesto habitualmente en Galicia?
--¿Prefiere usted para dirigir Galicia, un Gobierno bipartito (difícilmente), tripartito (probablemente) o cuatripartito (si fuere necesario) en el que se incluyan independentistas?

Lo de Galicia no tiene más que esas dos opciones. Todo el Mundo sabe ya, mayorcito es el personal, de qué pie cojea cada uno de los que se presenten y en dónde se va a alinear al día siguiente del paso por las urnas. A estas alturas de la película política nadie se debería llamar a engaño.
Así pues, estando todo tan claro : ¿para qué esperar más?. Sería estúpido.
Galicia necesita 4 años con un Gobierno fuerte, lo más fuerte posible, ante el panorama actual del debilísimo Gobierno del Estado; esto piensan no pocos ciudadanos en la calle. Pero solo lo que se traduce luego en votos es el pensamiento que vale, el que cuenta. El 5 de abril, todos, los que quieren decir si a la primera pregunta, y todos los que quieren decir si a la segunda, tienen la oportunidad de manifestarse emitiendo su voto.
La suerte está echada.
BERNARDO de OSÓRIO

















Share: