TDT : 10 años después, vira o disco e toca o mesmo...

Repasando apuntes, análisis hechos en la web de "Morrazo Tribuna" hace diez años, me encuentro con uno de mi autoría, sobre el panorama nada atractivo de los programas que de madrugada se ofrecen en los diferentes canales que soporta la TDT en España.Ahora que se habla de la necesidad de resintonizar de nuevo el televisor en diferentes zonas del territorio, para así dejar lugar a que los responsables de Telecomunicaciones del Estado puedan hacer hueco al 5G y otros avances de la técnica, vuelve a cobrar actualidad mi artículo de hace diez años, con pequeñas variantes, sí, pero en esencia, todo sigue igual... Los contenidos de la Televisión (terrestre digital) en España dejan muchísimo que desear. Han desaparecido ya algunos canales como el CNN+, el Popular Tv, La Voz... Han alquilado unos a otros algunas frecuencias. Pero todo sigue igual... o sea, mal. Vale la pena entonces, releer lo que hace diez años decíamos...

TELEVISION : ¡el desastre de la TDT en España!, un servicio público de... echadoras de cartas, jugadores de póker, ladrones que van a la oficina y... fornicadores a las 5 de la madrugada

Cuando toca guardar cama y el asunto viene de infección de vías respiratorias, no anda el cuerpo para televisión y sí para sudores, ojos y lagrimales lo más cerrados posibles, antibióticos, jarabe, mucha agua y... rezar mucho para que el asunto pase lo antes posible y al menos pueda uno dormir, cosa que apenas se consigue porque la fiebre durante tres días no deja.
Cuando la fiebre se va y la cosa empieza a mejorar, queda el recurso de encender la tele como pretendida ayuda para combatir el lento paso de las horas que el encamado tiene siempre como losa encima.
Es a través del artilugio cómo me informa el excelso canal de noticias del caso de la dinamita, la sardina y los detenidos en nuestra zona. A lo largo de las 24 horas siguientes, veo -y oigo- tres o cuatro veces la misma información que no puede ser más penosa. Más que una crónica de un suceso espectacular parece una encuesta a la salida de los comercios en el primer día de las rebajas. ¡Y es el excelso canal de noticias...!. Me sube la fiebre, que se había ido horas atrás, casi reaparece... no es para menos. La culpa no es de quien hace la información : la culpa es de quien autoriza que semejante bodrio esté en antena durante las 24 horas un montón de veces...vergüenza ajena.

El zaping da para ir de Sudáfrica a Sudáfrica, a través del batallón de enviados allá, quedados aquí, opinantes de aquí y de allá... ¡Cuanto fenómeno!. Opto por apagar... me vuelven loco. A las 20,30 pongo ya el partido, pero sin voz... ya soy mayorcito para que me cuenten historias. Me siento mejor. En el descanso me como un muslo de pollo y arroz con leche.
Pero de madrugada no soy capaz de dormir. Estoy sin sueño. En los canales del TDT solo hay echadoras de cartas, adivinos, brujos, jugadores de póker, una novela mexicana refrita mil veces, a las 5 de la madrugada un film de fornicadores... y pare usted de contar, salvo la reposición que han repuesto trescientas mil veces de "los ladrones van a la oficina", "farmacia de guardia" y "cuéntame", pero las enésimas reposiciones de estos capítulos del año la nana, encima, coinciden entre ellas... Lo muy poco, divertido y mínimamente presentable que se puede ver en toda la madrugada televisiva, ya está visto mil veces, lo ponen todo junto y... la madrugada televisiva en España, para la gente que no es capaz de dormir, es un tormento... No sirve para nada.

Todos estos canales de Televisión - como las Radios- son concesiones que el Estado otorga -renovables- de un servicio público para que terceros lo presten... Pero aquí el servicio público es que el televidente llame al Tarot ; y la brujita de afilada mandíbula le cuente a toda España, si quien se gasta los cuartos llamando, va a ser feliz con su nueva pareja, o es un desgraciado infeliz sin cura.
Han convertido (con tres y cuatro canales para cada empresa) en muy poco tiempo, la TDT en una caja de televisiones podridas, vacías, mercantilizadas... que de servicio público nada tienen ya, salvo cuando el meteorólogo da el parte del tiempo -y a veces ni eso, porque sobre Galicia casi siempre fallan-.
Quedaba la esperanza de que al menos esos canales de 24 horas seguidas dando cada media hora un telediario, nos dejasen un par de ventanas de aire fresco en donde asomarnos... Ya hace meses que la han tirado por la borda. Los del CNN+ (Prisa) han convertido aquello en el reino de las repeticiones y refritos, transformando lo que antes cada media hora se avivaba y actualizaba, en ahora algo tipo ómnibus...Omnibus de las 7, ómnibus de las 11, ómnibus de la tarde... ómnibus nocturno para gloria del chófer Gabilondo... Han reinventado -para mal- la tele de noticias en España, estropeando lo que ellos mismos antes hacían bien... Eso que ahora fabrican, lo mezclan, después de repetirlo de madrugada en parte, con la actuación de vez en cuando de un joven gris, al que ponen un fondo más gris todavía, que intenta ofrecer unos noticiarios de aquella manera... y vemos que lo que fue una gran cosa antaño, ahora es penoso ya...
Y frente a ello, la competencia, el 24H (de Tve) ha perdido también el encanto que meses atrás tenía... imita -aunque no tan descaradamente- al nuevo estilo de los reinventados del CNN+; se ha vulgarizado... ha perdido calidad y... el resultado es que tenemos ya dos canales -en teoría de noticias- que quien los vio y quien los ve...
Y esta es la tele que tenemos (ya no hablemos de la autonómica, el canal eclesiástico ahora hispano mexicano, la tele de juguete de María Pita, etc. etc.).

Más cantidad de canales no supone en modo alguno más calidad. Como, además, a cada empresa matriz le han dado tres o cuatro canales... pues... cuanto más, peor. Como pasó en las Radios. Cuanta más proliferación, peor... (Antes una Radio tenía AM y FM y 25 empleados; ahora esa misma empresa de Radio tiene media docena de emisoras y menos empleados que nunca...). La calidad va desapareciendo. Son fábricas de rellenos y... salvo excepciones, poco que ver, poco que escuchar...
Por eso que... ¿quien soy yo para juzgar al pobrecillo al que le encomendaron hacer la crónica de sucesos de la sardina, la dinamita y los detenidos, si al manzanillo en cuestión seguro que le tienen pagado con cuatro durillos y tiene que estar más pendiente de si llega a fin de mes, que de sacar en el reportaje a quien de verdad tiene algo que decir sobre tan espinoso asunto?.
La culpa es mía por haber tenido fiebre solo tres días. Si hubiese tenido fiebre más días, no me daría por atormentar mi cabeza con lo que emite -o deja de emitir- la bien llamada "caja tonta" .-


Share: