"Se acabó el teatrillo. O si lo prefieren : el juego del gato y el ratón. Este último, el ratón Iglesias, acabó dejando en ridículo al gato Sánchez"

Se acabó el teatrillo. O si lo prefieren : el juego del gato y el ratón. Este último, el ratón Iglesias, acabó dejando en ridículo al gato Sánchez.
Mareó el ratón al gato todo cuanto pudo. Hasta que el gato pronunció las palabras de orden : "Gobierno de Coalición". Y admitió, de paso, a la compañera del alma del ratón, para que vista traje de ministra... Logrado esto, en concreto, el ratón ya se dio esta tarde por satisfecho y anunció, con todo boato, que se hace a un lado, que por el no va a ser y... tendremos Gobierno "de Coalición", al precio que sea para el gato Sánchez, que habrá de interpretar las partituras que el ratón Iglesias, a través de su recadero Echenique, le va a poner delante...
¡Menudo show!. ¡Y pensar que algunos -no pocos- analistas decían que Sánchez quería aniquilar a Iglesias y llevarle a unas elecciones nuevas que serían su final!. ¿Pésimo olfato el de estos analistas? : probablemente.
Al final, y nunca mejor dicho, Iglesias se llevó el gato Sánchez al agua... y sale ganando, ¡vaya si sale ganando!; ha jugado el papel de egoísta, malvado, anti-todo... los días que hizo falta para al final (¡qué más da que el no vista chaqueta de ministro, si la van a vestir personajes de su máxima confianza que harán allí al dictado lo que Iglesias quiera!) salirse realmente con la suya...
¡Ay, doctor Sánchez, qué pena, penita, pena...! : ¡valiente futuro le aguarda!. Si solo fuese eso, allá el. Lo malo es que, también, el futuro de España es lo que está en juego. - XAVIER BOSCH

En El Confidencial
-----------------
En Libertad Digital
-----
En Voz Pópuli
-----






Copyright © RÍAS BAIXAS TRIBUNA. Designed by OddThemes