"...quien sabe si próximamente, el día menos esperado, uno de los diputados, o diputadas, va y se pone en pelotas en mitad de su intervención."

Como era de esperar, el inicio de la actividad en el Congreso y el Senado, en Madrid, ha sido con el escándalo y la bronca por protagonistas. Y con una flamante presidenta del Congreso que, a la vista está, se la coge con papel de fumar en cuanto haya independentistas por medio. Vale todo, amigo mío. Salvo para un desgraciado que a las puertas del Congreso, en la calle, alborotaba reclamando justicia -cosa que la Constitución consagra- para los "sin techo". A este sujeto la Policía se lo llevó volando...
A tipos que invocaron el 1 de octubre -entre otras lindezas- (o sea, el intento de golpe de Estado en Cataluña) para prometer su cargo, no solo se les permitió eso y más por la señora presidenta, sino que tal era el clima de no tocarles ni un pelo, que no faltaron quienes pensaron que acto seguido podían ser condecorados con aquella medalla que antaño lucía en un extremo el entonces afamado "chorizo Revilla". Solo faltó eso...
¡Va de carallo esto que aún llaman España!. Vamos mejorando... Lo del tipo aquel de las rastas, o aquella con el bebé en brazos, cuando la función de constitución del Congreso que supuso el debut de Podemos, se ha quedado en calderilla al lado de lo hoy habido en Madrid. 
Tiene muy mala comida lo que nos ha tocado en suerte a los españoles. Todo vale, sea de palabra, de gesticulación, de vestimenta... Tras las camisetas con letreros, símbolos "antifeixistas" y otras especies, ¿Por qué no...?. Puestos en gastos...
JUAN de la OLIVA


Copyright © RÍAS BAIXAS TRIBUNA. Designed by OddThemes