La huella del doctor Sánhez, la claque enfervorecida y la realidad triste de graves asuntos pendientes

Pasó Sánchez, el doctor Sánchez por Vigo, para hablar en un auditorio lleno de fieles entusiastas; adeptos nada sospechosos como el gran Abel -antes susanista y ahora sanchista enfervorecido, pero esto es lo normal en el rey del todovale-. Sánchez encantó a los suyos, auditorio nutrido de cargos y carguillos y otros aspirantes a un día vivir de la mamandurria pública, para lo que es muy importante que Sánchez, el doctor Sánchez, siga mandando en Madrid al precio que sea.
Abel está encantado con el doctor Sánchez porque dice que con el está el AVE garantizado vía Cerdedo. Garantizado para dentro de 10 años o más -como mínimo-, habrá querido decir, claro.
Tampoco es que el doctor Sánchez tenga muy presente en sus oraciones, por ejemplo, al puerto de Vigo. Pero la ausencia de gestos reales hacia Vigo en aquellos presupuestos superados por las inminentes elecciones, ya se encarga de maquillarla don Abel con sus tenaces y grandilocuentes discursos. No importa que cuando eran Oposición, los socialistas exigían no menos de 10 millones para ir avanzando con los planes del AVE directo vía Cerdedo; y ahora se conformaban con los 500.000 eurillos que Ábalos dijo pusieran en las cuentas 2019 para el asunto.
Pero lo peor no es eso, lo peor es que habiendo una presunta solución más rápida y más económica como sería hacer un AVE Ourense-Vigo vía Mondariz, ni uno solo de los políticos actuales tiene la clarividencia mínima que le permita pensar en estudiar adecuadamente esta solución alternativa por el valle del Tea. Ni siquiera los del PP que dicen  que “Zapatero y Blanco ya mandaron a Vigo a segunda división cuando hicieron Nodal el Puerto de A Coruña” y “Sánchez y Caballero volverán a hacer lo mismo si no lo impedimos el día 28”... ni siquiera los del PP ponen la "solución vía Mondariz" encima de la mesa.
En todo caso, pasó el doctor Sánchez por Vigo, despreció a los de ENCE -faltaría más-, y le importó un pito pisar esta tierra habiendo dejado desde el Gobierno sin resolver -y pudo hacerlo- lo de la gratuidad del peaje a Redondela y dejando de lado el compromiso necesario y palpable sobre la tan urgente y necesaria nueva Autovía Vigo – O Porriño. De estas cosas, don Abel, que tanto aplaude al doctor Sánchez, no habla, claro que no habla... - JUAN de la OLIVA






Copyright © RÍAS BAIXAS TRIBUNA. Designed by OddThemes