¡Felices en Vigo con los campeonatos de playas!, ¿no crees, Abel Ramón?

Le oye usted hablar y parece que ese agujero de 35 millones nada menos, es algo así como una bendición. Está encantado el hombre de emplear dinero sobrante de los ejercicios anteriores mas dinero que saldrá de la venta de un edificio precioso (que resulta lamentable que el Concello de Vigo haya de quedarse sin el...) para tapar el buraco.
¡Ah!... y si le pregunta usted de quien es la culpa : le dirá que del PP. ¡Faltaría más!.
Lo del señor alcalde de Vigo, don Abel Ramón, es de traca. 
Se alegra de que solo hayan sido 35 kilos y no 70 como se llegó a temer tal y como pintaba el asunto del fiasco del Auditorio. ¡Felices en Vigo con los campeonatos de playas!.
LUIS ARTIME



Copyright © RÍAS BAIXAS TRIBUNA. Designed by OddThemes