El charlatán incoherente convoca para el 28 de abril y obliga a campaña electoral mezclada con procesiones y vacación de los pudientes...

Como un charlatán incoherente se presentó esta mañana, en la sala de prensa de Moncloa, el doctor Sánchez, a la sazón presidente del Gobierno de España. Soltó un rollazo de autobombo sobre los casi 9 meses que lleva al frente del Ejecutivo, con el mayor descaro atribuyó a "la Oposición" la no aprobación de los presupuestos (cuando creíamos todo el mundo que habían sido los independentistas los que descolgándose de la alianza gubernamental, la jerigonza a la española, los que realmente no habían posibilitado que Sánchez tuviese presupuestos), etc. etc. etc.
Después de la sesión tan descarada de auto-inciensario pasó el doctor Sánchez a anunciar para el 28 de abril las elecciones, pensando lógicamente en lo que a el le conviene; no en lo que le convendría a España, como sería en una sola jornada despachar la serie de votaciones/elecciones que se avecinan... pero no, don Pedro entiende que el bien de España -según el- aconseja el 28 de abril y ahí nos lleva... con campaña electoral mezclada con procesiones de Semana Santa y vacación de los pudientes.
Se cierra así una etapa muy lamentable de la historia moderna de España, una etapa de meses, en la que los decretos-ley se hicieron presentes y en la que desenterrar a Franco no ha dejado ni un instante de ser un objetivo para este socialista aliado con comunistas de nuevo pelo, independentistas y lo que hubiere sido preciso con tal de alcanzar el poder.
Ahora, el poder volverá al pueblo, para que vote. Y este sabrá lo que hace... y si quiere dar a este doctor Sánchez otra oportunidad o no. Allá cada cual con su conciencia. - LUIS ARTIME



Copyright © RÍAS BAIXAS TRIBUNA. Designed by OddThemes