Haya elecciones en noviembre o apaño gubernamental de última hora, el daño ya está hecho...

España no puede permitirse la parálisis en que está sumida (y las consecuencias que de la misma se derivarán). España no se merece la clase política que en esta etapa de su historia le ha tocado en suerte. España está en la práctica secuestrada por un sistema electoral que permite situaciones como la que -por desgracia- nos está tocando vivir.
Haya elecciones en noviembre o apaño gubernamental de última hora, el daño ya está hecho, disfrazado de verano, de provisionalidad, de inutilidad...
España no se merece esto.
L.A.


Copyright © RÍAS BAIXAS TRIBUNA. Designed by OddThemes