"...en el ambiente flota la declaración misericordiosa de la madre Calvo, vicepresidenta que con tono monjil esta mañana llamaba, imploraba, otra vez, a los hermanos comunistas del Unidas Podemos..."

Visto para sentencia. El debate de investidura acaba con el sermón de la señora Lastra, tan joven pero ya profesional de la Política, al servicio del PSOE del doctor Sánchez.
Poco hay que rescatar de dos días plenos de vulgaridades y no pocas sandeces. Poco que rescatar, demasiados efluvios de un sálvese quien pueda que anida en demasiados diputados como permanente esencia de anis.
Esta etapa del Congreso de los Diputados -si no vuelve a haber elecciones en Otoño- tal vez venga marcada por la sinfonía de la vulgaridad y del empecinamiento que comienzan ya a tararear hasta los ujieres.
Cuando este mediodía llega, en el ambiente flota la declaración misericordiosa de la madre Calvo, vicepresidenta que con tono monjil esta mañana llamaba, imploraba, otra vez, a los hermanos comunistas del Unidas Podemos a aceptar la generosidad socialista, que pasa por encargar ya el traje de vicepresidenta para la señora de Iglesias, Montero.
Y es que, por duro que parezca, otra vez en el ambiente hay sensaciones de boda entre los del doctor Sánchez y los del profesor Iglesias. Y si no va adelante el asunto este jueves, tranquilos, el calor de agosto les derretirá el cerebro, para hacer presente la adecuada fórmula que les permita aprobar esta asignatura pendiente, en el examen final de septiembre. Tiempo al tiempo... ¿elecciones anticipadas? : no, eso bien saben unos y otros, que no les conviene. Por lo que... habrá boda, aunque tuviese que ser en septiembre. Que, a lo mejor, ni eso...  - JUAN de la OLIVA


Copyright © RÍAS BAIXAS TRIBUNA. Designed by OddThemes