El contrato para ejecutar las obras de mejora del sistema de depuración de aguas residuales de Praceres, en Pontevedra, recibe un total de 9 ofertas empresariales

El contrato para ejecutar las obras de mejora del proceso de depuración de la estación depuradora de aguas residuales de Praceres, en Pontevedra, con un presupuesto superior a los 16,5 millones de euros, recibe un total de 9 ofertas empresariales.
El contrato prevé un plazo de 3 meses para la redacción del proyecto y de 12 para su ejecución, además de otros 12 para la puesta en marcha de los nuevos tratamientos.
El saneamiento de la ría de Pontevedra es una de las grandes prioridades actuales del Gobierno gallego en materia hidráulica, donde resulta imprescindible actuar para garantizar tanto la recuperación ambiental de las aguas, la productividad marisquera y la actividad turística.
Esta actuación está cofinanciada por la Unión Europea a través del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder) en un 80 %, en el marco del programa operativo Feder Galicia 2014-2020.
Esta reforma tecnológica permitirá mejorar sustancialmente a corto plazo la depuración de las aguas residuales de los ayuntamientos de Marín, Poio, Pontevedra y Vilaboa, con el objetivo de cumplir los límites de vertido marcados por la Directiva 91/271/CEE.
La intervención contempla la remodelación del tratamiento secundario existente, con el fin de garantizar la correcta depuración de hasta 900 l/s de agua residual. La solución proyectada consistirá en la modificación del reactor biológico existente para disponer de un tratamiento de lecho móvil y una posterior clarificación de las aguas mediante un proceso físico-químico con lastrado por microarena.
Adicionalmente, se ampliará la línea de fango para tener en cuenta las nuevas aportaciones y se realizarán una serie de actuaciones previas para mantener el funcionamiento de la depuradora durante las obras.
Los trabajos pueden subdividirse en 5 categorías: las actuaciones previas, la conversión de los reactores biológicos a lecho móvil, la implantación de una etapa de clarificación de las aguas depuradas, la reforma del edificio de control, y la de la línea de tratamiento de fangos secundarios.
Esta actuación se completará con la construcción de un nuevo emisario submarino, cuya ejecución se prevé iniciar también este año, dando cumplimiento a los compromisos adquiridos con la UE.
La reforma de la depuradora y la construcción del nuevo emisario submarino forman parte del Plan de saneamiento local elaborado tras un exhaustivo análisis del actual sistema que fue dialogado con los ayuntamientos y los mariscadores de la ría.
Ese plan incluye la necesidad de acometer otras actuaciones, entre ellas la mejora de las redes de saneamiento municipales por las que se producen infiltraciones indebidas.


Copyright © RÍAS BAIXAS TRIBUNA. Designed by OddThemes