Polémica. Las lamentables y tardías obras ferroviarias en la "Linha do Minho", la herencia del ministro y la atrevida ignorancia del alcalde...

Los socialistas portugueses llevan en cabeza de cartel y candidatura para las elecciones europeas a un ministro, Pedro Marques, que al frente de la cartera de Planeamento -especialmente en el tema ferroviario- ha llevado al ferrocarril en Portugal a cotas (negativas) impensables. 
Triste situación la que vive Comboios de Portugal, la CP, pero triste situación también la que vive la Refer, empresa estatal que cuida de la infraestructura ferroviaria. Cualquier ministro que venga para el lugar que deja vacío este Pedro Marques, no lo va a hacer peor, piensan los analistas del sector ferroviario portugués, donde los recortes y retrasos en las inversiones propiciados por el anterior gobierno de centro-derecha eran todos los días denunciados (tiempos de la troika y la intervención comunitaria), mientras que los no menos escandalosos recortes actuales (entre otros, comprar menos nuevos trenes de los ya por dos veces antes recortados en número) y ostensibles retrasos en las inversiones y obras propiciados en estos últimos 3 años por el gobierno de la jerigonça... parecen gozar de cierta benevolencia por parte de los que antes tan duramente criticaban en esta materia al gobierno anterior.

Pero así es la Vida y la Política : un juego, una obra de teatro, un engañabobos permanente, una fábrica de mentiras... Se promete, se anuncia, se dice y... luego no se cumple. Y lo poco que se hace, tarde y mal, se reviste de boato y solemnidad a ver si unos cuantos ignorantes abren admirados la boca y pican el anzuelo. 
Pedro Marques deja en la "ferrovía" portuguesa una lamentabilísima herencia. Por ejemplo, algo que nos toca muy de cerca : la línea del Minho (Nine-Valença) tan importante para el tráfico internacional del Vigo-Porto, está siendo remendada apenas en algún punto indispensable y electrificada a ritmo tan lento y cansino, que no para de acumular retrasos en las obras.
En el gráfico -obtenido de un calendario manejado en medios ministeriales portugueses- podemos ver bien a las claras cuando tenía que estar el tramo Nine-Viana do Castelo listo y con los trenes eléctricos circulando en pruebas. Igualmente, en lo referido al tramo Viana do Castelo-Valença do Minho... Nada de nada, el primer tramo aún tiene obreros por la línea dando los últimos retoques y las pruebas serán cuando sean... Del segundo tramo a electrificar, mejor no hablar. Es una triste realidad... ¡menos mal que era solo electrificar, porque si llega a ser remodelar el trayecto y realmente mejorarlo... nos dejan ya sin trenes!.
Por eso, cuando fechas atrás leíamos/oíamos unas estupideces descomunales por boca de cierto todopoderoso señor Alcalde gallego innombrable, hablando de un hipotético-futuro-próximo tren de alta velocidad entre Vigo y Porto... no podíamos por menos que echarnos las manos a la cabeza, ante la ignorancia evidenciada por ese sujeto. ¿Por qué vía va a circular ese "Alta Velocidad" que sale de su boca, para sin duda captar bobos e ignorantes en forma de votos para las inminentes elecciones?. ¿Va a circular por la vía que en herencia deja el tal Pedro Marques?. Apañados estamos, a uno y otro lado del Minho, con esta tropa de políticos de verborrea tan fácil, sin mayores escrúpulos para hoy decir blanco y mañana decir negro.

El tren entre Porto y Vigo, por mucho que se renovase el material a circular -que esa es otra- no va a poder correr más allá de lo que permite una vía de trazado muy antíguo, muy condicionada y por tanto con obligatorios y frecuentes límites de velocidad. Será un viaje más corto en tiempo -pero no mucho más corto- que el actual con los camellos diésel. Y gracias... démonos ya con un canto en los dientes.
¿Y sabe usted por qué nos hemos de conformar con esto? : sencillamente porque a uno y otro lado del río Minho tenemos políticos que no tienen puñetera idea de la realidad del tren, del trayecto ferroviario del que hablamos... No lo mamaron, ni lo vivieron, no conocen realmente su problemàtica, no se molestan en subirse al tren y hacer ese viaje, como otros ya lo hemos hecho un montón de veces... Aún así, hablan y hablan, desde la mayor ignorancia y osadía, desde el descaro que les caracteriza. Y mientras tanto, al ciudadano, al usuario... que le den morcilla.
EUGÉNIO EIROA

P.S. / Un recuerdo aquí para el secretario xeral del llamado Eixo Atlántico do Noroeste Peninsular. Otro que bien baila. El personaje, preguntado por e-mail, sobre si su organismo se había preocupado por exigir un enlace ferroviario que permitiese a Braga estar incluída en la línea internacional Porto-Vigo... no responde. Su "Eixo" no se ha distinguido, precisamente, por apretar las clavijas al Gobierno portugués de Mr. Marques, ante los contínuos retrasos de las obras en la Linha do Minho. El super-funcionario del "Eixo Atlántico" ha estado más por la lisonja y el quedar bien con el ministro portugués que por acciones que resultaren realmente efectivas... 

Nine-Viana : aún no empezaron los test y certificaciones de la electrificación. Ya van a hacerlo -dicen- en semanas venideras, si, un año después de cuando estaba previsto (véase el gráfico). Viana-Valença : un año después de cuando tenían que estar terminadas las obras... aún las están comenzando. Tendrían que estar ya con los test y certificaciones finales y...aún están comenzando el proceso de obras... Hasta el 2020 bien entrado podría no estar operativo el Nine-Valença para los trenes eléctricos ansiados. Y luego habrá que ver qué trenes eléctricos -que esa es otra- pone a circular la depauperada CP por esa linha do Minho. En fin...









Copyright © RÍAS BAIXAS TRIBUNA. Designed by OddThemes