Ya es primavera en ese "otro Corte Inglés" que coloniza España ... ¡Qué pais, Miquelarena!

Sonríe el sol, también las plantas, las hierbas, el aguacate florido de Cimadevila, hasta los limoneros atacados por la "psila" dichosa lucen algo mejor en su decadencia, brotan las primeras hojitas de las higueras, los geránios que Cacilda plantó perseveran en mantenerse en flor, brotarán enseguida las flores de los cerezos podados tardiamente...el campo huele a primavera antes de que el calendario diga que ya estamos en ella.
Antes, comercialmente, se supone que "El Corte Inglés" habrá echado mano de su tradicional slogan y anunciado que "ya es primavera" en el.
En todo caso, para animar el cotarro, ahí están allanándose, los de la Abogacía del Estado del doctor Sánchez, consiguiendo el caos de Ence en Bolsa y la sombra grave del futuro incierto de la factoría de Lourizán. El daño ya está hecho. Ahora toca ver las consecuencia; si serán tremendas e irreparables, o si se les podrá poner un parche. Puede estar feliz el bloqueiro Lores y su camarilla. Está en el camino de lograr lo que hace tantos años soñaba: tirar piedras contra su propio tejado pontevedrés.

Mientras, en las Televisiones, la redes sociales, lo que queda de la Prensa, las Radios y demás medios, los profesionales de la Política siguen protagonizando la infamia de degradar lo que debería ser una noble actividad hasta convertirla en un lodazal inmenso, donde todo vale con tal de...
Es Primavera para el doctor Sánchez poder matar -polìticamente- a Pepiño Blanco, que se despidió (de momento) en esa carta publicada el domingo en "La Voz", que tiene más de brindis al sol que otra cosa, pues no aclara si volverá pasado mañana, cuando Sánchez caiga (que tarde o temprano caerá).
Es Primavera para ver a la profesional de la Política, Yolanda Sánchez, cambiando Ferrol, A Coruña, Santiago... por Pontevedra, o lo que haga falta, con tal de seguir en la mamandurria política. Es Primavera para ver a tantos y tantos profesionales de la Política dándose codazos con tal de asegurarse otros cuatro años más mamando del erario público sueldos bien guarnecidos.
¡Qué país!, ¡qué oleada de advenedizos!, ¡qué fiesta del quítate tu que me pongo yo!... y también de los Casados cobrándose piezas de los sorayistas, mientras ella, la otrora todopoderosa vicepresidenta se ha instalado ya en un Cuatrecasas al uso.
¡Qué país, amigo mío!, que vive de espaldas a sus problemas reales y graves, que son ocluidos porque Montero y el señor de la coleta nos anuncian un nuevo embarazo de doña Irene. Ejemplares en ello, que si les pilla Franco en otro tiempo hasta les da aquel premio nacional de natalidad, tan al uso.
Mientras, Torra y los suyos se ciscan con sus lazos amarillos en la Junta Electoral Central (¿qué esperabais?). Todo sigue igual -o peor- en Cataluña, en la búsqueda de un que todo se pudra más y más, a ver si así revienta el Estado por las costuras. Al tiempo, hay quien anuncia allí candidatura con el único fin de socavar lo que aún se llama España (por lo menos, no engañan).
¡Cuánta náusea, cuanta podredumbre, cuanto pazguato dispuesto a tragar lo que sea con tal de sostener el tacho (como dirían los portugueses) del que disfruta a costa de nuestros impuestos...!.
El barco hace aguas, pero la Orquesta del Titánic sigue tocando... No tienes más que encender la tele y ver al que la web de "Periodista Digital" llama "el lechero", oficiando misa políticamente correcta cada mañana y presumiendo que es de Pontevedra con la complicidad ridícula de la chica del tiempo...
¡Claro que todo puede ir a peor...!, ¿pero no creéis que hemos llegado ya a un estado de cosas harto preocupante?. Esta Democracia nuestra ha derivado con el tiempo en un mejunje que se asemeja más al caos italiano que a otra cosa. Eso sí, Girauta dice en el programa del hombre ese de Pontevedra que no sabe qué ha pasado para que sucediese el pucherazo en las primarias de Ciudadanos en Castilla-León, pero que el Comité de Garantías sigue investigándolo tantos días después. Y así nos quedamos todos descansados, porque estos muchachos, como los podemitas, decían que venían a regenerar la Política en España. ¡Menos mal...!, ¡qué buenos son estos padres salesianos que nos llevan de excursión y nos cuentan un cuento!.

Ya es primavera en ese "otro Corte Inglés" que coloniza a España y a los españoles. 
El 28 de abril se sortea. ¡Que Dios nos pille confesados!.
¡Qué pais, Miquelarena!
EUGÉNIO EIROA



Copyright © RÍAS BAIXAS TRIBUNA. Designed by OddThemes