Obituario. José Luis Portela : o el respeto por la máxima fundamental del Periodismo, "los hechos son sagrados, las opiniones son libres"

José Luis Portela, periodista (d.e.p.)
Tenía 65 años. Otro que se va en edad que hoy en día no es para morir. Pero llevaba años a vueltas con diferentes achaques, que fue venciendo, mejor o peor, hasta que llegó el extremo que le obligó primero a retirarse, además de dejarle sin una pierna, tocado al fin y al cabo y se supone que, finalmente, a las puertas de una muerte que le llegó temprana y, desde luego, injusta.
Te hablo de José Luis Portela Perdiz, "José Luis Portela". Fuimos compañeros de profesión y... sin embargo amigos. No amigo del alma, pero si amigo; porque supo siempre respetarme y yo a el. Y esto, entre gentes del Periodismo, no te creas tu que es moneda frecuente.
Pero José Luis Portela era un tipo que se vestía por los pies, que hacía de la coherencia un banderín a portar cuanto más alto mejor. Era socialista, de firmes convicciones como tal. Y era periodista. Y como tal supo respetar a los que no pensaban como el. Y hablar de ellos, de los que no pensaban como el, con el necesario respeto para no perder la condición de informador, la credibilidad necesaria como periodista.
Siendo como era, socialista -condición que jamás ocultó-, ser al mismo tiempo periodista era algo muy complejo. Sin duda, pero Portela sabía siempre donde estaba y el terreno que pisaba. Lástima que algunos mandamases no supiesen respetarle y entendiesen que confundía un territorio -el de su pasión- con otro -el de su profesión-. La realidad fue, sin embargo, la que fue... Portela fue un muy buen periodista  y un magnífico reportero, por más señas. Y por lo general tuvo siempre presente aquella máxima fundamental del Periodismo de... los hechos son sagrados y las opiniones libres.

Conocí a Portela en los viejos tiempos de Radio Pontevedra, donde era pieza importante en el equipo de informativos de la emisora de los Hermida, donde logró junto a sus compañeros el Premio Ondas, en tiempos en que el "Ondas" aún no era otorgado en la tómbola en que devino con los años...
Tras la etapa de Radio Pontevedra, donde alcanzó popularidad notoria, Portela se fue a la Radio Galega. Aquí, tras una primera etapa donde le respetaron y dieron responsabilidades en horario razonable y de notable audiencia, alguien le etiquetó como periodista díscolo o de una supuesta cáscara amarga, de manera que lo confinaron en la programación de madrugada, en uno de esos programas en donde llaman los oyentes y, por lo general, así le rellenan el programa al conductor del mismo, diciendo lo que les viene en gana...Ahí, Portela, en vez de un cajón de sastre de mala muerte, acabó por hacer un verdadero programa de radio, con buena conducción, con hilo argumental, aún apoyándose en la participación de los oyentes...mostrando que era, en cualquier circunstancia, un periodista muy por encima de la media. 
Acabó así, también en la Galega, adquiriendo enorme popularidad y quienes creían que le habían marginado, en realidad acabaron por darse cuenta de que José Luis Portela, sin apenas mimbres, era capaz de hacer un estupendo cesto. 
Para muestra un botón : aquella madrugada tan especial en que transformó el programa "Pensando en ti" en un especial y brillante minuto a minuto sobre lo que estaba sucediendo con los espectaculares temblores y terremoto en Lugo.
Originario de Ponte Caldelas, ahí, en su cementerio, reposan desde ya sus restos mortales.
¿Era polémico? : lo era, porque le gustaba mucho polemizar. Tenaz en los debates. Compartí plató con el varias veces en Localia Televisión, la desaparecida emisora de los Hermida, en Pontevedra capital. Y si interesante era confrontar ideas, en el popular programa de debate, no lo era menos quedarnos luego, en el bar de la esquina, compartiendo una cerveza y hablar sobre lo divino y lo humano.
Era un tipo muy interesante y para mi, desde luego, absolutamente respetable. Interesante como periodista y como persona. Lástima que la quebradiza salud le jugase tan malas pasadas en la recta final de lo que ha sido su vida.
Le vi hace unos años, cerca de mi casa, en las proximidades de la Gran Vía. El ya estaba seriamente tocado. La procesión iba por dentro. Nos deseamos lo mejor. Ahora, acabo de enterarme, ha muerto. Tras años de sufrimiento descansará en paz. Pero la suya es una pérdida importante para el Periodismo gallego, donde mereció mejor trato del a veces recibido. 
Me quedo con el hecho de yo haber detectado, en su tiempo, cómo bastantes políticos no socialistas le respetaban y valoraban como periodista -aun sabiendo de la condición de socialista militante de José Luis-. Eso quiere decir mucho. Y concuerda como lo que antes yo refería : Portela supo entender que en Periodismo serio y de verdad, los hechos son siempre sagrados y las opiniones son libres. Podía pensar -y pensaba- y decir -y decía- lo que entendiese oportuno al caso, pero jamás hurtaba al oyente, al lector -colaboró en medios escritos, especialmente sus leídas columnas en el Atlántico Diario- todos los hechos, todos los datos fundamentales de la noticia, para que el oyente o lector, a su vez, pudiese hacer su propia valoración.
Descanse en paz, José Luis Portela. La vida le otorgó un mal final. El nos deja la gran lección de jamás perder la compostura. Que Dios le acoja en su seno.
EUGÉNIO EIROA
eugenioeiroa@gmail.com
(Foto : Atlántico Diario -con la debida venia-.









Copyright © RÍAS BAIXAS TRIBUNA. Designed by OddThemes