Artículo de Teresa Egerique. La discriminación histórica del Partido Socialista a Vigo y a Galicia

Resulta indignante y de un nivel político muy bajo que los representantes del Partido Socialista en Vigo intenten justificar sus errores garrafales y los agravios a la ciudad a lo largo de los años a base de mentiras, inexactitudes y con cierto resentimiento hacia un Presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, que siempre ha defendido los intereses de Vigo en Bruselas y ante los diferentes gobiernos centrales, con independencia del color político que ostentasen.

Recordemos a Joaquín Almunia, quien en favor de Holanda hizo un daño terrible al sector naval vigués por la imposición del Tax Lease, o a José Blanco, único culpable de que Vigo esté fuera de la Red Nodal de Puertos, pues en el 2011 como Ministro de Fomento decidió incluir al de Gijón y al de A Coruña dejando fuera al de Vigo. Pueden ustedes comprobar cómo la Xunta de Galicia, el entonces Presidente del Puerto de Vigo y el PP alzaron la voz ante aquella injusta decisión.

Hubo, en cambio, quien se quedó callado. Curiosamente el hijo adoptivo de A Coruña y el gran defensor de Alvedro en sus tiempos de Ministro, el alcalde socialista Abel Caballero. Lo único que hizo durante esos años desde el Ayuntamiento fue poner trabas al Puerto de Vigo y criticar al Gobierno de Rajoy, un Gobierno que destinó 840 millones de euros al Eje Atlántico ferroviario, inaugurado en abril del 2015 por la entonces Ministra de Fomento, Ana Pastor, quien estuvo al frente de los mayores avances del AVE a Galicia y su variante por Cerdedo. A diferencia de José Luis Ábalos, que en su única visita a Galicia no mencionó la variante de Cerdedo y se limitó a avanzar cómo iba a acortar el viaje con Madrid, pasando por Santiago.

La historia se escribe así y ahí están las hemerotecas y los Boletines Oficiales del Estado para comprobar las verdades con hechos.

Vuelvo al principio porque los gallegos sabemos que cuesta justificar a un Partido Socialista que llevó el AVE a Cataluña y a Andalucía hace 30 años sin ni siquiera trazar una autovía a Galicia (menos mal que Fraga peleó después con uñas y dientes para acercarnos a la meseta), un Partido Socialista que condona una deuda de 350 millones de euros al Puerto de Valencia sin compensar a los puertos gallegos, un Partido Socialista que acaba de priorizar el Corredor Mediterráneo en detrimento del Atlántico, un Partido Socialista que quiso aprobar unos presupuestos con un recorte de un 20% en la inversión a Galicia.

Le recordamos al Sr. Caballero, al Sr. Losada, al Sr. Ábalos y al Sr.Sánchez que cambien de criterio en Europa para que Vigo sea puerto nodal en Galicia.

TERESA EGERIQUE MOSQUERA
*Diputada del PPdeG en el Parlamento de Galicia
Copyright © RÍAS BAIXAS TRIBUNA. Designed by OddThemes