7 dic. 2018

Gobierno autonómico continúa con el proceso de movilización de tierras en desuso e inicia un nuevo proyecto en el Baixo Miño

O ROSAL .- El director de la Agencia Gallega de Desarrollo Rural (Agader), Miguel Pérez Dubois, acaba de reunirse en el ayuntamiento de O Rosal con la alcaldesa, María del Carmen Alonso, y con una asociación de productores de la comarca para poner en marcha una nueva iniciativa de movilización de tierras, de esta vez, en el Baixo Miño. Miguel Pérez Dubois explicó que ya se ha hecho una investigación técnica del estado actual de las parcelas en este entorno y de estos trabajos se desprende que hay terrenos muy aptos para poner a producir tanto en el ayuntamiento de O Rosal como en Tomiño. De hecho, existen dos zonas de concentración parcelaria, lo que facilitaría mucho la localización de las fincas y sus propietarios.
Recuperar tierras en desuso para la producción forestal y agrícola es uno de los objetivos de la Consellería do Medio Rural, que tiene en marcha distintos proyectos por toda Galicia en los que ponen en contacto a propietarios de tierras infrautilizadas con empresas o explotaciones que precisan base territorial. Ahora, el objetivo es que eche a andar una nueva iniciativa en estos ayuntamientos del sur de Galicia, ya que es una zona muy productiva en la que el clima acompaña y permitiría combinar áreas forestales con áreas cultivadas por explotaciones del entorno. Según el informe elaborado por Agader, para poner a producir estas fincas serán necesarios una serie de trabajos sobre el terreno que correrán a cargo de la Consellería do Medio Rural.
Esta reunión da continuidad a la mantenida por el propio conselleiro do Medio Rural, José González, en su momento con la alcaldesa de Tomiño, Sandra González, en la que también se abordó esta iniciativa. El objetivo más inmediato para poner a andar este proyecto es conseguir la autorización de los propietarios implicados que alquilarán sus parcelas a través del Banco de Tierras. En concreto, el sistema a seguir para la gestión de los terrenos, una vez recuperados, se determinará con la incorporación al Banco de Tierras y un arrendamiento pactado que figura en la ley de movilidad y que permite un arrendamiento rápido y con condición de precio y plazo conformes con los intereses de las dos partes.


Páginas