5 oct. 2018

Quiere la la Federación Gallega de Estaciones de Servicio (FEGAES) que se ponga coto a la proliferación de gasolineras "desatendidas"

COMPOSTELA.- La junta directiva de la Federación Gallega de Estaciones de Servicio (FEGAES) ha mantenido esta semana en Santiago una serie de reuniones con representantes de todos los grupos políticos con presencia en el Parlamento de Galicia con el objetivo de manifestarles la preocupación del sector ante las consecuencias que puede tener la descontrolada proliferación de gasolineras desatendidas en nuestra Comunidad.
En los encuentros mantenidos con Francisco Casal, diputado de En Marea; Noa Presas y Xosé Luis Rivas, diputados del BNG; Xoaquín Fernández Leiceaga y Abel Losada, diputados del PSdG; y Marta Novoa y Miguel Tellado, diputados del Partido Popular; los empresarios gallegos les hicieron partícipes de su malestar por la pasividad de la Xunta de Galicia con este tema y les trasladaron la urgente necesidad de revisar y endurecer la legislación que regula la apertura de este tipo de establecimientos, sobre todo en los ámbitos relacionados con la seguridad.
El régimen jurídico de las instalaciones desatendidas en España se encuentra disperso y fragmentado, sin que exista una regulación exhaustiva al respecto de las mismas. Aunque hay una normativa estatal, que contiene la regulación básica de aplicación a todo el territorio nacional, la competencia en materia de defensa de consumidores y usuarios es fundamentalmente autonómica. En Galicia la situación normativa es equiparable a la de aquellas Comunidades Autónomas que disponen de normativa sectorial en la que no se contemplan disposiciones expresas acerca de la prohibición de instalar estaciones de servicio desatendidas o sobre la obligatoria presencia de personal en las mismas.
Sin embargo, desde FEGAES se apunta que si se tienen en cuenta las diferentes normativas y leyes establecidas en Galicia respecto a la protección del medio ambiente, la seguridad, la actividad comercial o a los derechos de los consumidores, se puede afirmar que este tipo de instalaciones no están autorizadas en nuestra comunidad.
En este contexto, los miembros de FEGAES hicieron hincapié en que las leyes actuales para estos establecimientos  suponen un alto riesgo para la seguridad de las personas y del entorno, al tiempo que vulneran absolutamente los derechos de los usuarios con movilidad reducida y suponen una importante destrucción de puestos de trabajo.
Tal y como manifestó Benigno Redondo, presidente de FEGAES, “desde la Federación no nos posicionamos en contra de la apertura de estaciones de servicio desatendidas en Galicia, lo que queremos es trasladar a las administraciones pertinentes la necesidad de legislar específicamente para que las gasolineras desatendidas garanticen total seguridad para los consumidores y usuarios y para el entorno en el que se ubican. No se pueden exigir los mismos requisitos que se contemplan para las estaciones tradicionales a las estaciones desatendidas ya que su funcionamiento no es equiparable”.
Posicionamiento de los grupos parlamentarios
Tras escuchar la exposición realizada por los miembros de la junta directiva de FEGAES, todos los representantes de los grupos parlamentarios coincidieron en señalar que la seguridad es un aspecto clave y que es necesario que se revise la legislación para que estos establecimientos cumplan con una normativa muy estricta en esta materia y  evitar así accidentes y situaciones de riesgo para los consumidores. 
En concreto, el diputado de En Marea, Francisco Casal, mostró todo su apoyo a la directiva de la Federación y se reafirmó en el posicionamiento de su grupo cuando, en el mes de enero de este año, la Comisión de Industria del Parlamento debatió esta cuestión. Tal y como apuntó, desde el punto de vista de su partido las gasolineras sin personal suponen un recorte de los puestos de trabajo, riesgos potenciales de seguridad, impedimentos para las personas con algún tipo de discapacidad, vulneración de los derechos de los usuarios e imposibilidad de llevar a cabo inspecciones no rutinarias. Teniendo esto en cuenta, ya han solicitado al grupo Popular que legisle para prohibir o, en caso de que no fuera posible su prohibición, desarrolle normativas muy restrictivas en aspectos de seguridad. 
Los diputados del BNG, manifestaron también su rechazo a este tipo de instalaciones y trasladaron a los empresarios que su grupo ya se ha posicionado en contra de ellas en el Parlamento en varias ocasiones pero que sus propuestas con respecto a este tema fueron rechazadas. Desde el partido insistieron en que la apertura de gasolineras sin personal supone un golpe muy duro para el empleo en Galicia, sobre todo en el rural donde las estaciones de servicio son altamente necesarias. 
Por su parte, los representantes del grupo socialista, se posicionaron en contra de la apertura de gasolineras desatendidas y expresaron su intención de solicitar que, si no se pueden prohibir, al menos se cuente con un trabajador en cada turno y se incrementen las medidas de seguridad.
Por último, los diputados del grupo popular, manifestaron a los empresarios que están de acuerdo en que es necesario revisar las exigencias en materia de seguridad pero les trasladaron que cumpliendo con la normativa europea no es posible prohibir la apertura de este tipo de instalaciones.
Ante estas respuestas, la junta directiva de FEGAES se muestra satisfecha y espera que los grupos parlamentarios consigan ponerse de acuerdo para impulsar un Decreto que imponga más control sobre estos establecimientos sin personal y que garantice la accesibilidad y el mantenimiento del empleo.
Sobre la Federación Gallega de Estaciones de Servicio
La Federación Gallega de Estaciones de Servicio (FEGAES) se constituye en el año 1982 con el objetivo de agrupar a todas las empresas del sector integradas en las diferentes las asociaciones provinciales de Estaciones de Servicio de Galicia. Actualmente, integra a cerca de 300 estaciones de servicio de las cuatro provincias, que representan el 70% del sector y que facturan una media de 900 millones de euros al año. 
Los socios de FEGAES generan más de 2.300 empleos directos que significan el 60% del empleo del sector en Galicia.



Páginas