22 sept. 2018

Ciudadanos Pontevedra propone una campaña institucional para concienciar sobre la recogida de excrementos caninos

María Rey sugiere que en la futura ordenanza municipal de Protección Animal se incluya un apartado con la obligación de que los dueños asuman la recogida y con posibles sanciones por incumplimiento 
Pontevedra- Ciudadanos Pontevedra, a través de su concejala María Rey, ha presentado una propuesta para que el Concello realice una campaña institucional de concienciación sobre la recogida de excrementos caninos.
La edila subraya el “problema de salubridad e incivismo” que supone la falta de recogida de las heces en las calles del municipio y recuerda que Pontevedra todavía carece de una ordenanza de Protección Animal que recoja su obligatoriedad. “Solo hay un bando del 2013 donde se establece la obligación de recogida inmediata de excrementos, cuya sanción se recoge en la Ley 1/1993 de 13 de abril, ya derogada”, apunta Rey, quien añade también que la normativa vigente al respecto por parte de la Xunta fija esta obligatoriedad, cuyo incumplimiento supone una infracción leve, con sanciones de 100 a 500 euros.
Por esta razón, María Rey destaca que es necesario impulsar “una campaña eficaz, sensata y seria, que involucre a los diferentes agentes de la ciudad, orientada a dar información, sensibilizar y concienciar a los propietarios de animales domésticos de la problemática de las defecaciones de los animales en las vías públicas”. Agrega que en algunos puntos de la ciudad son los propios vecinos los que están realizando sus propias campañas con carteles, para evitar estas prácticas.
La propuesta de acuerdo de Ciudadanos Pontevedra plantea que la futura ordenanza de Protección Animal incluya la obligación de recoger los excrementos caninos en espacios públicos y privados de uso común, así como una sanción por incumplimiento que realmente acabe con este problema. También incluye la puesta en marcha de una campaña de comunicación para la sensibilización ciudadana a través de carteles fijos en distintas vías públicas, el reparto de folletos en centros educativos, clínicas veterinarias y establecimientos dedicados a la venta de mascotas. Además de charlas en centros educativos, Cs insta al grupo de gobierno municipal a reforzar las patrullas de policías de proximidad “para que el control sobre estas prácticas nocivas sea más exhaustivo”, así como a estudiar la posibilidad de incluir la figura del educador canino “para desarrollar una campaña a pie de calle en la que se informe a los dueños de perros sobre cuáles son sus obligaciones y sus consecuencias”.



Páginas