19 abr. 2018

Feijóo afirma que el centenario de la Institución Padre Rubinos prueba que la fortaleza de Galicia se encuentra en la cohesión, en la ayuda mutua y en los logros colectivos

20-4-18. El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, se refirió hoy a la celebración del centenario de la Real Institución Benéfico Social Padre Rubinos como la prueba de que la fortaleza de Galicia se encuentra en la cohesión, en la ayuda mutua y en los logros colectivos.
Durante el acto de conmemoración, en el que acompañó a S.M. la reina Doña Sofía, Feijóo afirmó así que la entidad de una nación o comunidad no sólo se mide por magnitudes económicas, sino sobre todo por lo que se podría denominar producto interior de solidaridad. “No tiene más fuerza identitaria el territorio que parceló su sentimiento colectivo creando un minifundismo donde proliferan las miradas de recelo u hostilidad. La atención a los desprotegidos es lo que marca su identidad”, aseveró.

Feijóo afirma que el centenario de la Institución Padre Rubinos prueba que la fortaleza de Galicia se encuentra en la cohesión, en la ayuda mutua y en los logros colectivos

En esta línea, subrayó que detrás de esta institución está toda la ciudad de A Coruña; colaboran todos los estamentos de la ciudad, ciudadanos anónimos y asociaciones particulares. “Los coruñeses ven en la institución un nuevo faro que emite una luz de solidaridad”, dijo, recordando que Antonio Rubinos se rebela asimismo contra la pasividad y se alza contra la idea de una caridad entendida como gesto aislado que sólo busca la subsistencia de quien la recibe.
“El objetivo de la acción social, tal como la concibe hace cien años, es la plena recuperación del hombre y la mujer cuya vida encalla. En este jesuita, que merece un lugar privilegiado en nuestra historia, confluyen el papel protagonista que tiene el marginado en el mensaje evangélico, con las corrientes ilustradas que reivindican la dignidad humana”, abundó.
El presidente del Gobierno gallego aseveró que esa indignación con la situación que ve a su alrededor le sirve como motor para poner en marcha una obra descomunal que hoy se plasma en su sede, un centro con una escuela infantil, una residencia de mayores, un centro de día, un centro de atención social continuada, un comedor social y un albergue.
Feijóo resaltó que este recinto, cuya autora, la arquitecta Elsa Urquijo, calificó como arquitectura silenciosa, encaja a la perfección con el estilo de Antonio Rubinos y con las costumbres del benefactor que hizo posible este monumento a la solidaridad, a través de la Fundación Amancio Ortega. “Aquí se educa, se acoge, se alimenta, se cuida, se protege y se dispensan grandes dosis de dignidad”, dijo, incidiendo en que no es un monumento a la vanidad, sino a la fraternidad.
A lo largo de su intervención, el responsable del Gobierno gallego quiso destacar también el esfuerzo que en esta materia hacen los gallegos, reflejado 700 millones de euros que la Xunta está destinando a políticas sociales en el presente ejercicio; y en la disposición de una agenda social pactada con los agentes sociales. Y concluyó precisando que en esa agenda y en esos compromisos de los gallegos está también presente a Real Institución Benéfico Social Padre Rubinos.


Páginas