21 ene. 2018

Sporting de Braga gana en Portimâo (1-2) y mata las ilusiones de Río Ave y otros perseguidores de aproximarse al cuarto puesto de la Liga portuguesa

Nakajima, la figura del Portimonense, lanzó un penalty a las nubes.
Danilo, pilar fundamental del Braga, volvió a mostrar cansancio...
Rías Baixas TRIBUNA . Mejor resultado que juego, mejor primera parte que segunda en donde su fútbol fue el de un barco a la deriva. Sporting de Braga ganó en Portimâo (1-2) y anota tres puntos muy importantes para que Río Ave y otros que vienen detrás no sueñen con el cuarto puesto, que es y deberá de ser de los arsenalistas. Entraron muy bien en el partido los del Braga, con Paulinho -otra vez- eficacísimo, marcando y aprovechando un balón metido por el central Silva, arrancando en una posición que rozaba el fuera de juego. Dos goles en diez minutos, anotados por Paulinho y Wilson Eduardo, pusieron de cara el choque para el Sporting de Braga. El Portimonense pudo acortar distancias poco después pero el japonés Shoya Nakajima falló un penalti enviando la bola a las nubes.
Fue en la segunda parte, por medio de Fabricio, cuando los locales marcaron, también en lanzamiento desde los once metros, un tanto convertido por el centrocampista brasileño para establecer el resultado final, en una jugada previa un tanto dudosa, aunque el árbitro decidió sin más penalty.
Y aún no jugando nada bien en la segunda mitad, resultó que las dos mejores ocasiones las tuvo el Braga, mal aprovechadas por Paulinho y Ricardo Horta al quedarse en inmejorables situaciones ante el meta rival. Ganó el Braga; hay quien considera que más justo habría sido un empate; pero amigo mío, en fútbol, hay que saber aprovechar las ocasiones; inicialmente el Braga lo hizo muy bien y se dedicó a vivir de rentas en la segunda parte. Así es que... fútbol es fútbol y lo que cuenta es meterla.

Páginas