18 ene. 2018

Sanidad mantiene activos los controles en la red de abastecimiento de Vigo ante los numerosos incumplimientos detectados

Rías Baixas TRIBUNA
Las nuevas analíticas de contraste realizadas por el Servicio de Control de Riesgos Ambientales de la Consellería de Sanidad, después de haber detectado en la red de distribución de Canido (Vigo) el incumplimiento de los parámetros químicos de trihalometanos exigidos, confirman que se han adoptado las medidas correctoras que la Xunta le requirió al Ayuntamiento y la empresa encargada del servicio de abastecimiento. Después de haberse detectado en la pasada semana valores por encima de los 100 ug/l que establece el Real Decreto 140/2003, y muy próximos también a estos valores los detectados en las analíticas realizadas por la empresa gestora, la autoridad sanitaria cumplió con su deber de trasladarle la población que, debido la esos incumplimientos y con carácter preventivo, el agua de Canido no era apta para el consumo. Aunque los últimos resultados confirman que se adoptaron las medidas exigidas, la Consellería de Sanidad mantiene activos los controles en la red de abastecimiento por mor de los numerosos episodios de incumplimientos que se vienen registrando desde lo pasado mes de noviembre. Las distintas analíticas confirmaron varios episodios con valores de hierro, aluminio y turbidez que, sumados al problema estructural que arrastra la potabilizadora municipal de Casal, obligan a extremar los controles sanitarios por la mala calidad del agua.

Páginas