10 ene. 2018

Medio Rural celebra la inscripción definitiva en el registro comunitario de la Indicación Geográfica Protegida Ribeiras do Morrazo

Rías Baixas TRIBUNA
La Consellería de Medio Rural se congratula por la publicación, hoy, en el Diario Oficial de la Unión Europea (DOUE), de la protección de la Indicación Geográfica Protegida (IGP) “Ribeiras do Morrazo”, tal y como estaba previsto y como le adelantó días atrás la propia conselleira a los representantes de este sello de calidad, en una reunión de trabajo en Santiago. El reglamento que ampara esta IGP entrará en vigor dentro de 20 días y para entonces Ribeiras do Morrazo contará ya con esa protección en el ámbito europeo, a todos los efectos. La Consellería quiere agradecer todo el trabajo y esfuerzo que le supuso al sector consolidar su producto, dando así por finalizado un proceso que comenzaba en el año 2014 y recuerda que el pasado mes de marzo Medio Rural activó la protección nacional transitoria, que hizo posible que los vinos de la cosecha del 2017 contasen ya con la etiqueta de la IGP.

Además, el departamento que dirige Ángeles Vázquez destaca que la puesta en marcha de esta nueva indicación supone una oportunidad para la modernización y el crecimiento del sector elaborador, ya que el mercado del vino se centra cada vez más en los productos de calidad certificados.
Esta indicación se aplica a los vinos de los términos municipales de Bueu, Cangas, Marín, Moaña, Poio, Pontevedra, Redondela y Vilaboa, todos ellos en la provincia de Pontevedra. Son vinos blancos y tintos con aromas francos en los que se aprecian las características propias de la materia prima de la que proceden, con graduaciones alcohólicas moderadas, aromas florales y de frutas y con una buena y equilibrada acidez.
Superficie y variedades
La superficie potencialmente productora de uvas para la IGP Ribeiras do Morrazo estima que estaría entre 1.000 y 1.500 hectáreas, siendo la variedad de uva más representativa la albariño. Para la elaboración de estos vinos también son admisibles las variedades blancas caíño blanco, godello, loureira, treixadura, blanco legítimo y torrontés; mientras que en el caso de las tintas son brancellao, caíño tinto, pedral, espadeiro, laurel tinto, mencía y sousón.
En esta zona hay 25.414 viticultores, que cuentan con algo más de 73.000 parcelas de viñedo, según el Registro vitícola de Galicia. Estos datos indican que se trata de un territorio con una viticultura minifundista donde buena parte de la producción es para autoconsumo. Con respecto a las instalaciones de elaboración, actualmente hay siete bodegas en esta área geográfica.

Páginas