13 ene. 2018

Malo si blanco, malo si negro... ni un día sin poner a caldo a la Xunta. Caballero : todo un campeón a la hora de dar la barrila...

No tiene arreglo. Es como si fuese un enfermo crónico. Haga lo que haga la Xunta en cualquier asunto relacionado con Vigo, el dirá siempre que está atentando contra la ciudad, que lo hace mal...
Es un día, otro, otro... como el hombre -afortunadamente- no coge un catarro que lo meta en la cama, ni se toma días de vacaciones, está todos los días dando la barrila.
Y es que, además de no acudir a la reunión convocada por el organismo de la Xunta que entiende del tema, luego va y patalea en público por lo que allí se dijo... Empiece usted por ir a las reuniones, como van otros alcaldes de municipios implicados, y diga allí lo que tenga que decir. No : el utiliza a los escribas de servicio para salir al día siguiente en los medios, pataleando y condenando a la Xunta, cuando la Xunta está haciendo lo que tiene que hacer : si ha llovido, si se ha recuperado el nivel de aguas, no debe tramitarse por mètodo de urgencia y sí por un proceso normal, la obra de canalización de aguas del Verdugo a la presa de Eiras, permitiéndose así que haya diálogo entre las partes implicadas.
Otra vez, pues, tenemos a Caballero acusando a la Xunta de pretender “dejar sin agua” a Vigo. Caballero se opone a la decisión de la Xunta de seguir adelante con la obra -pero no por la vía de urgencia- y le acusa de pretender "dejar sin agua a Vigo". El Gobierno gallego asegura que ya no se dan los requisitos para tramitar el trasvase del Verdugo a Eiras por vía de urgencia tras pasar el área al estado de prealerta. "Están atentando contra 450.000 ciudadanos y su derecho a tener agua y el responsable es Feijóo", asegura el alcalde iracundo que Vigo tiene. Y seguirá teniendo, porque salvo sorpresa, este hombre seguirá gobernando -según las encuestas- 4 años más cuando termine su actual mandato.- JUAN de la OLIVA

Páginas