25 ene. 2018

La implicación de la Xunta permitió mejorar el proyecto de ampliación de Rande en beneficio de los conductores del Morrazo

Rías Baixas TRIBUNA  La conselleira de Infraestructuras y Vivienda, Ethel Vázquez, destacó hoy que la intervención del Gobierno gallego permitió mejorar el proyecto de ampliación del puente de Rande para dar un mejor servicio a los conductores con origen o destino en el Morrazo.
En respuesta a una pregunta parlamentaria, conselleira de Infraestructuras lamentó que un grupo de la oposición intente ahora generar alarma sobre una actuación que ya está en servicio, y, sin embargo, no presentara alegatos al proyecto cuando se sometió la información pública, ni se pronunciara cuando se licitaron las obras, en el año 2014, ni cuando se iniciaron. Frente a esto, Ethel Vázquez destacó el trabajo del Gobierno gallego, que solicitó una mejora cuando se iniciaron las obras que se aceptó y permite que todos los conductores tengan la oportunidad de escoger entre circular por los nuevos carriles o por el tronco del puente de Rande.

La conselleira aseguró además que el Ministeiro de Fomento verificó el cumplimiento de los más estrictos estándares de seguridad en estas obras antes de ponerlas en servicio.
Para responsable de Infraestructuras del Ejecutivo autonómico, no es procedente que se ponga en entredicho la profesionalidad de los técnicos y de los ingenieros que estuvieron trabajando en la ampliación de Rande, puesto que los técnicos de la administración, que son funcionarios públicos, jamás firmarían un proyecto de una infraestructura en lo que estuviera bajo sospecha a seguridad viaria de los usuarios.
La conselleira subrayó que, antes de optar por la configuración escogida, los técnicos estudiaron y analizaron la viabilidad de otras soluciones y, una vez evaluadas al por menor, se decantaron por la más segura y la más eficiente, compatible con las cimentaciones y las condiciones de los pilares de esta infraestructura, además de responder de modo satisfactorio a los estudios de vientos realizados y todo eso sin tener que cortar el puente al tráfico ni un solo día.
En su intervención, la conselleira aseguró que la ampliación de las comunicaciones por carretera entre Pontevedra y Vigo, especialmente en la zona de Rande, era una actuación necesaria para atender la creciente demanda de tráficos entre Vigo y su área metropolitano, para reforzar la seguridad viaria y para incrementar la competitividad de toda esta zona, de un gran por el industrial de Galicia.
Según dijo, este puente soporta una intensidad media de tráfico de más de 56.000 vehículos al día, que en verano se puede incrementar hasta cerca de 70.000, por lo que para tratar de evitar en el futuro un colapso de los carriles originales se proyectó y se programó la ampliación de su capacidad.
Ethel Vázquez destacó que la solución escogida por los responsables del Ministerio de Fomento permitió elevar la capacidad del puente en un 42%, pasando de 4.500 a 6.400 vehículos por hora, mejorando el nivel de servicio e incrementando la comodidad y la seguridad en todo el trecho. 

Páginas